Me da tristeza en no haber conseguido la 8va con Junior: Jhonny Ramírez

Ramirez carta

Luego de tres años y dos meses de aportar día a día su ‘granito de arena’, de estar en esas finales que colocaban a palpitar los corazones de todos los aficionados ‘junioristas’ y por momentos esperar su oportunidad en el banco de emergente, se despide Jhonny Ramírez , un antioqueño que con el pasar de los años se enamoró de los colores ‘rojiblancos’.

Para Ramírez no fue fácil decir adiós a su segunda familia, llegar a la Sede Deportiva Adelita de Char y hablar con sus amigos fue algo duro. “Las despedidas son duras”, dijo el volante, que finalizó su vinculación con club y espera a sus 34 años buscar un equipo para seguir jugando al fútbol.

El programa El Bordillo habló con el jugador sobre desvinculación con Junior, la relación con los todos los técnicos que le dirigieron, sus amigos en el ‘Tiburón’, los momentos felices y tristes con el club, y su futuro como futbolista.

Finalización de su contrato en Junior:Me sentí frustrado porque mi cuestión era poder demostrar con fútbol, cuando pude aportar con los pocos partidos que jugué o cuando me tenía en cuenta, di lo máximo pero quería tener más continuidad y desafortunadamente no la tuve. Estuve en Barranquilla en ese semestre, mi contrato se renovó por la lesión, con la llegada del ‘profe’ Gamero esperaba que me tuvieran más en cuenta, yo sé que Gamero me conocía, sabe cómo soy como persona pero por ciertas circunstancias no se pudo dar. De pronto la parte directiva no quería o no sabía que hacer conmigo, el profesor no dio un aval para que me quedará en el equipo, estuve entrenando todo este tiempo para ver si podía hacer parte de la nómina pero se cerraron los cupos porque inscribieron a 30 jugadores y no había como inscribir más, a pesar que Tamara se lesionó, ya estaba en planilla y no se podía. Llegamos a un acuerdo con los directivos, salir de la institución de esa manera no fue la mejor, me siento frustrando, intranquilo porque no era la manera que quería salir de Junior, quise aportar más, le cogí cariño a la camisa y a la gente. Quería devolver todo ese aprecio con fútbol, no se pudo, así es la vida y me gustaría volver así sea como técnico”.

¿Cómo fue su situación?:Yo llego a Barranquilla con la intención de ser parte de la nómina. Primero me revisan los médicos el tema de mi lesión, los directivos hablan conmigo que si me voy a quedar, después hablan con el ‘Profe’ Gamero pero tenía la duda por el tema de mi lesión, él quería un equipo fuerte y quedaron las cosas en el aire. Ya me estaba preparando para el viaje a Paipa y de un momento a otro me descartan y me dejan en Barrranquilla haciendo trabajos de recuperación en la parte deportiva, tuve una molestia en los cuádriceps, me quedé fortaleciendo. Cuando no me llevaron a Paipa, me di cuenta que no iba hacer parte del grupo pero aun así no dejé de luchar, esperé con paciencia que me definieran mi situación, no debía por donde, llevaba dos meses entrenando, busque a los directivos para buscar una solución para mi familia, llegamos a la conclusión que íbamos a cuadrar mi situación y a finiquitar mi contracto”.

Relación con Alberto Gamero:Realmente mi relación era normal con él. Yo hablo, dialogo de fútbol, él me conoce como persona y futbolista porque estuve cuatro años a su lado, creería que no podía dar lo necesario por el tema de mi lesión, llegaron muchos jugadores en esa posición, como tres o cuatro volante. Entonces para él era difícil, los directivos no se inclinaban mucho por mí, él tomó su decisión porque que me conozca no es su obligación dejarme, es respetable, lo acepto como jugador y como persona, solo me quedaba aceptarlo y seguir luchando contra todo, a pesar que yo venía todo difícil seguía entrenándome, buscando la  forma de demostrar y no se dio, ya se acabó esa situación y ahora voy a empezar a buscar una oportunidad y que puertas se abren”.

Junior de Gamero:Junior debe atacar y no defenderse en Barranquilla, conozco el tema del calor y todas estas experiencia me van a servir para futuro. Desde niño sería una opción para empezar a ayudar a esas jóvenes promesas del fútbol”.

Futuro futbolístico:En lo futbolístico voy a esperar que se abra una puerta, ahora se abre el libro de trasferencia en el fútbol colombiano, espero seguir trabajando en Medellín, junto a mi familia, haciendo unos trabajos especiales y esperando a un equipo, la situación está fácil para contrataciones”.

Estado físico:Yo puedo hacer parte de cualquier equipo, preparándome para volver a jugar y esperando una oportunidad de nuevo”.

¿Lo han llamado?:Me tocaron las puertas para ir a Cúcuta, la cosa no es fácil. Entonces decidimos pensarlo en familia y pensamos que no es la mejor opción. Seguimos esperando y mirando que nuevo club aparece”.

Recuerdos en Junior:El recuerdo más bonito que me llevo es el trato que me dio la gente barranquillera. A pesar que jugué poco siempre valoraron lo que hice y el amor que le tienen al equipo. Los barranquilleros viven y respiran por Junior, uno le coge cariño al equipo, le manifesté a mis compañeros que tenían que aprovechar las oportunidades porque estar en un equipo como este no se puede desaprovechar, que le dieran para adelante, ese fue el mensaje de despedida con mis compañeros, pero sin duda la calidez de la gente”.

Amistades:Deje muchos amigos como Vladimir Hernández, Leiner Escalante, Sebastián Viera con el que tengo una gran relación, con Jaider Romero y José Luis Chunga, con los nuevos que llegaron tenía buena amistad. Eso es lo que también le da tristeza a uno, dejar a la gente, le va cogiendo los años, ya vamos para 34, a uno le gustaría tener 20 para volver a vivir todas estas cosas nuevamente, así es la vida y hay que entender que hay ciclos que terminan, que Dios nos ayude y que nos acompañe”.

Momentos triste:Lo que me da más tristeza de pasar por Barranquilla fue no lograr la octava estrella en Medellín que la perdimos en el último minuto, fue el momento más doloroso que viví en Junior. El más feliz fue ganar la Copa Águila”.

El mejor momento:El día que eliminamos a Millonarios en Bogotá. Ustedes saben el cariño que le tengo a esta institución, de la manera que salí y fue importante dejarlos en camino, y pasar a la final, demostrarle a la gente que cuando estuve en Millonarios lo deje todo por ese equipo y cuando estuve en Junior me entregué con Junior y pasar por encima de Millonarios, demostré que soy un profesional y defendí la camiseta”.

Relación con los D.T.:Te voy hacer sincero, él mejor que me trató fue Alexis Mendoza, del resto, el ‘Zurdo’ y Comesaña sus tratos conmigo no fueron los mejores, no fueron justos para nada, los respete, nunca los confronté, lo que hacía era demostrar todo en la cancha. El que más me respeto fue Alexis”.

¿Irrespeto?: “No me sentí irrespetado porque cada entrenador tiene derecho de utilizar y poner la nómina que ellos quieran, hay momentos donde yo jugaba bien y me sacaban, eso era lo que no compartía, solo hablaba en la cancha y por eso es el cariño de la gente, porque valoran lo que hacía en la cancha. Sin duda en cierto momento fueron injustos porque cuando jugaba bien me sacaban”.

¿Lugar favorito?:El sitio de me gustan más me gustaban en Barranquilla son sus restaurantes, uno de comida peruana que es bueno, comer Cholao en el Boulevard de Buenavista, cuando vivía en Villa Campestre su lugar era muy agradable”.

Negocios de confesiones:Yo soy él que maneja el marketing del negocio de confesiones, mi mamá es la que diseña”.

Futuro:Me inclino bastante en la parte deportiva, llevo un año haciendo un curso en Argentina y voy a estudiar para hacer profesional, y ejercer en lo deportivo”.

AUDIO